Política Ambiental

INFORMACIÓN RELATIVA A LOS IMPACTOS AMBIENTALES ASOCIADOS AL CICLO DE VIDA DE LOS PRODUCTOS Y SERVICIOS DE BULL FUEGO, S.L., BUENAS PRÁCTICAS AMBIENTALES Y COMUNICACIÓN DEL SOBRE NUESTRO DESEMPEÑO AMBIENTAL

 

En nuestro compromiso de respeto al Medio Ambiente, desde BULL FUEGO, S.L. queremos transmitirle información útil sobre los posibles impactos ambientales asociados al ciclo de vida de los productos y servicios que ponemos a su disposición.

Envases y embalajes:

Tanto los productos, como los equipos y materiales, son suministrados con un embalaje adecuado para conservarlos y mantenerlos en correcto estado hasta su recepción. Estos embalajes (plástico, cartón,…) han de ser correctamente gestionados de acuerdo a la legislación vigente. Así, en cumplimiento de la Ley 11/97 de envases y residuos de envases, le informamos de que en todos los envases industriales y/o comerciales que suministramos, el responsable de la entrega del residuos o envase para su correcta gestión, será el poseedor final.

 

Productos químicos:

Los productos químicos que comercializamos, pueden generar una serie de impactos ambientales que es importante conocer y controlar:

  1. Atienda las recomendaciones de las Fichas Técnicas y de Seguridad de cada uno de los productos adquiridos.
  2. Mantenga correctamente almacenados los productos para evitar vertidos accidentales. No permita el paso de las sustancias a desagües, evite la contaminación de suelos y aguas.
  3. Disponga de material absorbente adecuado para la recogida de posibles vertidos y gestione este material contaminado según la legislación vigente.
  4. Los residuos finales asociados al uso del producto (envases vacíos contaminados, restos sobrantes de producto, etc.) han de ser correctamente gestionados de acuerdo a la legislación vigente, lo que implica realizar:
    • Una correcta separación de cada residuo según su tipología.
    • Mantenerlos debidamente almacenados en contenedores adecuados durante plazos legalmente establecidos.
    • Gestionarlos a través de gestores o sistemas de gestión autorizados.

 

Vehículos:

Durante el uso de los vehículos se generarán, en mayor o menor medida, distintos tipos de residuos (asociados a operaciones de mantenimiento, al propio desgaste o deterioro de los equipos o sus componentes, a roturas, y a la llegada al final de la vida útil de los mismos).

Todos estos residuos habrán de ser gestionados adecuadamente por el usuario final/propietario del equipo, siempre de acuerdo a la legislación ambiental en vigor.

El uso de los equipos, durante toda su vida útil, implica en mayor o menor medida, un consumo de combustible asociado a su funcionamiento. Optimice en la medida de sus posibilidades este consumo.

 

Transporte y entrega:

Las operaciones de transporte de productos y materiales implican impactos asociados al consumo de recursos naturales (combustibles), la generación de emisiones atmosféricas contaminantes, y la generación de ruidos.

Una de las maneras de minimizar estos impactos, es la correcta planificación de necesidades y optimización de los pedidos (de modo que se reduzca el número de pedidos, el número de transportes/viajes, los costes asociados,… y con ello los impactos ambientales anteriormente señalados).

 

Así mismo, como parte interesada en el compromiso de BULL FUEGO en la prevención de la contaminación, les facilitamos a continuación información sobre nuestro desempeño ambiental.

 

Nuestro objetivo es hacer partícipes a nuestros clientes, y a la sociedad en general, del compromiso de protección del Medio Ambiente y la prevención de la contaminación, buscando las mejores soluciones para llevar a cabo una gestión eficiente”

 

BUENAS PRÁCTICAS AMBIENTALES

 

A continuación, ponemos a su disposición una serie de buenas prácticas ambientales a tener en cuenta durante el desarrollo de su actividad.

 

BUENAS PRÁCTICAS APLICABLES A LA CONDUCCIÓN
Conduce de forma constante, evitando frenazos y aceleraciones bruscas y mantén una velocidad adecuada.

Evita comportamientos que impliquen un mayor gasto de combustible (circular con ventanillas abiertas, cargar el vehículo por encima del límite máximo establecido…).

Utiliza sistemas de lavado en túnel en lugar de mangueras para limpiar los vehículos, con el fin de reducir el consumo de agua.

Realiza un correcto mantenimiento de los vehículos, ya que asegura un mejor rendimiento de los mismos, además de prever posibles fugas de contaminantes tóxicos y/o peligrosos. Comprueba la presión de inflado de tus neumáticos y realiza las revisiones preventivas que indica el fabricante.

El criterio ambiental (gestión adecuada de residuos de mantenimiento) debe ser un factor a tener en cuenta al elegir el taller de mantenimiento y/o reparación de los vehículos.

BUENAS PRÁCTICAS AMBIENTALES GENERALES
VERTIDOSNunca verter residuos líquidos peligrosos (aceites usados, etc.) a la red.

Adquisición de productos químicos de mínimo impacto medioambiental.

Instalación de cubetos en envases de productos químicos líquidos para evitar derrames.

EMISIONESReducir las emisiones realizando una conducción eficiente.

Realizar un correcto mantenimiento preventivo de las calderas y en general de todos los equipos susceptibles de producir emisiones.

Evitar la emisión de CFC prescindiendo de aerosoles y manteniendo adecuadamente los equipos que los incluyan en sus sistemas de refrigeración.

Reducir las emisiones de ruido realizando un correcto mantenimiento preventivo de los equipos y manteniendo desconectados los aparatos cuando no se estén utilizando.

RESIDUOSIntenta generar la menor cantidad de residuos posible, evita la compra de productos sobreempaquetados y productos desechables de usar y tirar.

Utilizar, en lo posible, productos en envases fabricados con materiales reciclados, biodegradables y que puedan ser retornables a los proveedores.

Separar los residuos y disponer de un contenedor para cada fracción de residuo (urbanos, no peligrosos, inertes y peligrosos) fomentando la recogida selectiva desde el punto de origen.

Nunca mezclar los residuos peligrosos con otros que no lo son o entre sí.

Cierra los contenedores una vez utilizados y mantén un buen estado de conservación.

Acondicionar zonas para el almacenamiento temporal de residuos que eviten derrames, vertidos y mezclas de residuos peligrosos.

El correcto etiquetado de residuos almacenados, indicando su naturaleza y grado de peligrosidad.

CONSUMOSELECTRICIDADÚsala sólo cuando no sea suficiente la luz solar.

Apagar los equipos eléctricos y las luces cuando no sean necesarios.

Realizar revisiones regulares de los sistemas de climatización para optimizar el consumo de energía.

AGUAAsegurarse de cerrar bien los grifos.

Revise la instalación para detectar posibles fugas.

Ahorrar cuando se esté usando en grifos y mangueras.

No dejar correr el agua cuando no se utiliza.

PAPELImprimir documentos a doble cara y reutilizar documentos a desechar para anotaciones y borradores.

Trabaja en soporte informático (enviar documentos por mail, lectura en pantalla,…).

POLITICA DE CALIDAD Y MEDIO AMBIENTE (ABRIL DE 2020)

Como Gerente de BULL FUEGO S.L. he orientado la estrategia de la empresa hacia un mayor compromiso con el cuidado del Medio Ambiente, así como hacia la Calidad, en el DISEÑO, CARROZADO, FABRICACIÓN Y MANTENIMIENTO CORRECTIVO DE VEHICULOS CONTRA INCENDIO Y SALVAMENTO, Y FORMACIÓN EN VEHÍCULOS CONTRA INCENDIO Y SALVAMENTO, como una medida de diferenciación en nuestro sector, para fidelizar a nuestros clientes y asegurar la satisfacción de los mismos.

Para ello tengo marcadas las siguientes directrices y asumo el compromiso de las mismas:

  • Implantar, desarrollar, mantener y velar por la mejora continua de la eficacia de nuestro Sistema de Gestión de la Calidad y Medioambiente, para obtener el reconocimiento de los clientes y como una garantía de mejora.
  • Proteger el medio ambiente y reducir los impactos que nuestras actividades puedan causar al medio ambiente, trabajando en la prevención, la reducción y eliminación de cualquier tipo de contaminación, así como en la reutilización de cualquier recurso disponible.
  • Cumplir tanto los requisitos especificados por nuestros clientes como los legales o reglamentarios que puedan ser de aplicación a nuestras actividades y los establecidos por la propia empresa.
  • Evitar los fallos en lugar de tener que solucionarlos una vez producidos, para lo cual será necesario esforzarse en realizar los trabajos de forma adecuada y responsable para evitar tener que repetirlos.
  • Aumentar la competencia y el rendimiento del personal, dando la formación necesaria y fomentando la participación de todos en la mejora de la empresa.
  • Integrar a nuestros proveedores y subcontratistas en el compromiso de la calidad y el respeto por el medio ambiente.
  • Proporcionar los recursos necesarios, tanto humanos como materiales para asegurar todo lo dicho anteriormente.
  • Fomentar la mejora continua

Así es responsabilidad mía y de toda la empresa la implantación y el correcto cumplimiento de estas directrices, y para ello solicito la colaboración de todo el personal para que en el desempeño de sus actividades cumpla este compromiso de la calidad, participando todos y cada uno de acuerdo con la responsabilidad y autoridad que le corresponda.

El Gerente,